EN EL SECTOR DEL TOLDO, EL BAMBÚ COMO ALTERNATIVA SOSTENIBLE
precio
Descripción:
Se están realizando muchas investigaciones para encontrar materiales y tecnologías que consuman poca energía y no contaminen. Investigaciones sobretodo centradas en algunos materiales a los que se les encontró aplicación en la época preindustrial, como por ejemplo la fibra vegetal, la tierra y el bambú. En principio, la utilización de estos materiales parece no ser satisfactoria, pero si se examinan las causas de la lenta aplicación y observamos los descubrimientos científicos de las tres últimas décadas se puede llegar a un balance positivo. En este estudio se facilitan los motivos por los que los materiales alternativos, como el bambú, todavía no se han usado a gran escala. Por otro lado, algunas recientes investigaciones han podido demostrar que el bambú contiene algunos compuestos clasificados como inteligentes, entre ellos el Guadua, que se ha usado en algunos elementos estructurales. Se ha podido demostrar que con la correcta combinación de dichos materiales, considerando propiedades mecánicas como la durabilidad, la fragilidad, la ductilidad y la energía de absorción, tienen muchas aplicaciones en la construcción de industrias sostenibles y ecológicas.

El hecho de estar utilizando un material en concreto para un propósito determinado está provocando que se realicen infinitos estudios, que están terminando en la creación de normas para poder aplicar dichos materiales. Estas normas de las que hablamos pueden hacer posible que no sólo aquellas personas que están estudiando el material a fondo lo usen, sino que también lo puede utilizar cualquier interesado de forma segura. Aunque estas normas facilitan una amplia gama de aplicación de un determinado material, están excluyendo a otros, con el desarrollo de la industria de la construcción, la cual ha definido el uso del acero, el hormigón en todo el mundo y el amianto-cemento. En muchos casos, sin embargo, esto ha provocado la desaparición de técnicas tradicionales de construcción de bajo coste que han estado usando materiales para ahorrar energía.

Este artículo es el resumen de un estudio dirigido por el doctor Khosrow Ghavami que demuestra las cualidades del bambú como material a tener en cuenta en la ingeniería y la construcción. Como consecuencia su aplicación en sectores menos exigentes como el del toldo es ya una realidad, como demuestra el hecho de que ya existen iniciativas y empresas que aplican de forma exitosa el bambú como alternativa a otros materiales estructurales como el hierro, el plástico o el aluminio. Ahora queda una labor pedagógica y de difusión en diversos sectores para, por lo menos, iniciar un cambio de tendencia en el consumo de materiales que aseguren la sostenibilidad y ofrezcan también buenos resultados prácticos.

El bambú se podría utilizar a gran escala como un material económicamente de forma viable para la ingeniería, pero para ello se deben realizar estudios científicos sistemáticos. Deberían planearse con precisión cada uno de los pasos realizados en el estudio, como por ejemplo la plantación, el secado, el tratamiento, la cosecha y el posterior proceso de tratamiento, así como los análisis estadísticos minuciosos de las propiedades mecánicas, físicas, y nanoestructurales, microestructurales y mesoestructurales de las cañas de bambú. Se han podido obtener diversos resultados para encontrar las propiedades físicas, mecánicas y mesoestructurales del bambú, lo que puede permitir que el usuario pueda escoger el bambú que necesita según las propiedades de cada especie.

Para aplicar el bambú como material compuesto se ha demostrado la viabilidad de poder producir un gran número de compuestos para la producción a bajo coste, con un buen comportamiento mecánico y con poco consumo de energía.

También se ha estudiado la viabilidad de construir estructuras espaciales utilizando tallos enteros de bambú. Entre los diferentes tipos de juntas estudiadas destaca la junta con pasador o junta de espiga.

Se sigue realizando un investigación continuada para la estandarización del bambú que puede ayudar, seguramente, a que sea reconocido como un material de construcción viable para su uso en el mundo de la industria. De todas formas, para poder convertir al bambú en un material puntero de construcción se sugiere, además de los tratamientos convencionales, el uso de técnicas modernas, como la aplicación de la impregnación de un polímero que protege el bambú contra la degradación biológica y que mejora simultáneamente sus propiedades mecánicas y físicas. El método para la creación del nuevo material a partir del bambú se está basando en la introducción de las moléculas químicas lo más pequeñas posibles, en la estructura virgen del bambú, en forma de monómeros. En el curso de la polimerización de los monómeros dentro del bambú, los espacios vacíos dentro del bambú se llenan parcialmente con el polímero, y el bambú se ve reforzado por vínculos físicos y químicos permanentes entre el polímero sintético apropiado y las fibras del bambú.

Las nuevas previsiones están apuntando a cambios rápidos y drásticos en nuestro planeta, con una pérdida potencial de la calidad de vida de sus habitantes, lo que nos exige que la humanidad reconsidere su actual actitud, la forma de extraer del planeta lo que necesitamos y su percepción del planeta. En 1979 se pudo desarrollar esta línea de investigación sobre técnicas y materiales no convencionales, con el objetivo de poder encontrar soluciones utilizando materiales mucho más ecológicos. Esta investigación, se ha seguido, creyendo, por supuesto, en una administración cuidadosa por parte de las autoridades de la distribución de recursos financieros para proyectos sociales y de esta manera se pueden reducir los problemas. Parte de estas inversiones deben estar dirigidas al desarrollo sostenible, con el uso de materiales renovables como el bambú y tecnologías no contaminantes que están basadas en soluciones semi-industrializadas.
© Toldos 2020. Todos los derechos reservados.
Directorio de Empresas de Toldos